Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

Actividades para utilizar el Oktoberfest como recurso educativo en el aula

Publicada: 18 de septiembre de 2018

Las fiestas populares propias de cada país o región son algo que se extiende más allá de las propias fronteras. En muchas ocasiones, festividades mundialmente conocidas como por ejemplo el Oktoberfest o St. Patrick ’s Day se rememoran a lo largo y ancho del mundo. En concreto la fiesta alemana que nos ocupa, se celebra desde hace más de 200 años en la ciudad Múnich y da comienzo, pese a su nombre, en septiembre.

Según datos de 2016 de la Universitat de Barcelona, Alemania es el quinto país donde más español se estudia con más de 550.000 aprendices en ciernes (*).

Para cualquier estudiante de español es altamente motivador aprender vocabulario y expresiones relacionadas con su propia cultura, máxime si se encuentra fuera de su país de origen. Por lo que, en el caso concreto de Alemania, os proponemos estos recursos para implementar en vuestras clases de español de forma que se pueda aplicar concretamente a la festividad del Oktoberfest o enfocarlos hacia cualquier otro tema cultural o folclórico del país:

- La cerveza
Si bien en Alemania existen infinidad de tipos diferentes de cerveza, en nuestro país también contamos con múltiples formas de llamar a esta bebida espirituosa en función de la región en la que te encuentres: birra, zurito, caña, pinta, corto, quinto, media…
También les resultará interesante aprender la tipología y componentes: rubia, tostada y negra; levadura, malta, lúpulo, cebada, trigo…
Su pasión por la cerveza es muy conocida pero algo tan común para ellos como mezclar cerveza con una bebida de cola nos puede resultar tan excéntrico a los españoles, como a ellos saber que nosotros mezclamos la cola con vino para hacer “kalimotxo”. Precisamente este tema suele ser muy interesante y recurrente a la hora de practicar el diálogo entre alumnos.

- La comida
Una actividad interesante es el intercambio de recetas típicas bávaras redactadas en español y que se degustan en esta fiesta: salchichas de infinitas clases, tamaños y colores, las famosas Kartoffeln, el conocido postre Apfelstrudel, los míticos Bretzel o sus no tan conocidos Spätzle.

- El cine
Alemania es un país con una amplia cultura cinematográfica y un recurso muy útil para los alumnos que estudian nuestro idioma. Os proponemos dos películas alemanas para visionar en español dentro del aula. Lo ideal sería que ya las hubiesen visto y así les resultaría aún más curiosa la experiencia.

“Soul kitchen” (comedia del 2009) y “Die fetten Jahre sind vorbei” (o según la adaptación del título en español: “Los edukadores”, del año 2004), una cinta de tono moralizante que supuso un gran éxito de taquilla en el país teutón y sin embargo en España pasó sin pena ni gloria a pesar de ser altamente recomendable.

- La fonética
Es otro aspecto importante de nuestra lengua a practicar con ahínco, ya que para los estudiantes alemanes nuestras consonantes suenan de forma completamente diferente a las suyas. Por ejemplo, para ellos su “v” se pronuncia como una “f”; su “ch” se pronuncia como nuestra “j”; nuestra “h” es muda mientras que la suya no lo es; y, por último, su “w” nosotros la pronunciamos como una “b”.

- El alfabeto
La letra más característica de nuestro abecedario español es nuestra querida “ñ” que les resulta complicada a la hora de pronunciar. En el caso del alfabeto alemán cuentan con una serie de letras que nosotros no tenemos: “ä”, “ö” y “ü” (esta diéresis encima de las vocales se las conoce como “Umlaut”). Y, por último, la más conocida, la “Eszett”, representada por el signo “β”. Esta letra está en desuso y se sustituye normalmente por la doble ese “ss”. De ahí que en los carteles de las calles aún se pueda observar la palabra “Straβe” (calle), aunque ya tiende a escribirse como “Strasse”.

- Morfología de las palabras
En español tenemos palabras compuestas formadas por la conjugación de dos de ellas como pueden ser: abrebotellas, helipuerto, paraguas, espantapájaros…
Sin embargo, la lengua alemana permite la construcción de palabras de longitud indeterminada y formadas por varias a la vez. El récord lo ostenta “Grundstücksverkehrsgenehmigungszuständigkeitsübertragungsverordnung”, compuesta ni más ni menos que por 67 letras y 6 diferentes palabras.

Desde el Centro Universitario CIESE-Comillas esperamos que vuestros alumnos alemanes se sientan un poco más en casa gracias a las cervezas españolas y a vuestras magistrales clases de ELE tras estas pequeñas recomendaciones. Y no olvidéis brindar con/por ellos al grito de “Prost!” mientras les miráis a los ojos.

 

*Fuente: https://www.unibarcelona.com/es/actualidad/profesor-de-espanol/espanol-para-extranjeros

 

« Volver a actualidad