Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

“El Quijote”, una novela para emplear como recurso dentro del aula de español

Publicada: 11 de diciembre de 2018

La novela de Cervantes “El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha” es una de las obras más leídas de la historia y una de las más importantes de la literatura española. Por eso puede ser un recurso perfecto para la enseñanza de ELE y de la cultura española. Desde el Centro Universitario CIESE-Comillas te proponemos algunas ideas para que, si quieres, las adaptes a tus alumnos y a su nivel de conocimiento del español.

Conocimiento del contexto histórico

 

La novela “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” fue escrita por Miguel de Cervantes en una época muy concreta de la historia de España y de la literatura española y para facilitar la comprensión de su importancia y comenzar a trabajar con esta obra en el aula, hay que situarla en su contexto.

Por ello la primera actividad puede ser ver presentaciones u otros recursos didácticos sobre el siglo XVII español que el docente puede encontrar con facilidad en Internet. Los conceptos a mostrar pueden ser el Imperio Español, la España de los Austrias, el Siglo de Oro y el Barroco español, con sus importantes aportaciones a la literatura y las artes.

El personaje de Don Quijote sin duda ha trascendido épocas y culturas, pero no menos importante es el autor de la obra. La vida de Miguel de Cervantes es en sí misma una novela y por ello conocer al autor proporcionará más datos al estudiante de español. Así que otra tarea para desarrollar en el aula puede ser acercarse a su vida y a todos los avatares por los que pasó.

Acercamiento a la novela

 

Tal vez la lectura continuada de la novela de “El Quijote”, como habitualmente se hace el Día del Libro, sea una actividad demasiado larga y sea más práctico la lectura de alguno de sus capítulos, al menos los que el docente considere más atractivos para su alumnado. Encontrar y trasladar al castellano actual las palabras y giros del español antiguo puede ser otra de las actividades.

Para ello los alumnos pueden manejar algún diccionario específico que incluya esas expresiones. Es una buena forma, por otra parte, de que se familiaricen con este instrumento básico para aprender un idioma.

Preguntas y respuestas

 

Los juegos que utilizan preguntas y respuestas resultan siempre divertidos e instructivos al mismo tiempo. Una vez que los alumnos han conocido el contexto de la obra y el argumento, se puede empezar a practicar estos juegos que concluyan cuestiones clave sobre la obra y su autor. Por ejemplo, el año de edición de las dos partes de la obra, los momentos más importantes de la vida de Cervantes, sobre los lugares que visitó Don Quijote... etc.

El docente sabrá hacer un listado de cuestiones que se adaptan al nivel de español de sus estudiantes de ELE. Se puede plantear este juego como un pequeño concurso: quien responda de forma correcta más veces obtenga una compensación.

También se pueden utilizar otro recurso para facilitar el uso hablado del español, como por ejemplo la interpretación de una breve obra de teatro que previamente los estudiantes hayan  escrito reproduciendo una hipotética conversación entre los personajes de la obra.

Seguro que si eres profesor de ELE, ya tienes ideas para usar El Quijote como recurso didáctico. Sin duda es una apuesta segura para asegurarse de que los alumnos de ELE conozcan mejor la historia, la cultura y la lengua españolas.

 

« Volver a actualidad